Zapas Nike Elite 8: lo que esperaba!

Nike Elite 8Mis últimas adquisiciones de zapatillas habían sido repeticiones de las Nike Pegasus o de las Adidas Boston Boost, estos dos modelos me iban muy bien para entrenar y competir respectivamente y no me apetecía cambiar.

Pero hace unos meses me pillé las Nike Elite 8 para sustituir al último par de las Boston como zapas rápidas.

Al principio busqué de nuevo las Adidas porque me gustan bastante (y espero la versión 6), lo que pasa es que las encontré a un precio muy alto para un modelo que tiene algo más de dos años en el mercado, así que me puse a buscar sustitutas, entre las cuales estaba esta mixta de Nike.

Sobre el papel son unas mixtas neutras de las que podéis leer por ahí, poco drop y el sistema de sujeción Flywire de Nike que ya había probado en las Terra Kiger y que funciona genial.

Lo primero que noté al probarlas en la tienda fue su poco drop (con esta zapa no tienes la sensación de caerte hacia adelante), la sujeción “extraña” de los hilillos que echaba de menos en unas zapas rápidas, una sensación de anchura en la parte de delante y una suela dura a la vez que cómoda, parecida a la de la Pegasus con un poco más de firmeza y más baja.

Los primeros kilómetros fueron de prueba donde vi que el upper recoge de maravilla el pie. Probando diferentes ritmos noté su poco drop que está pensado para talonar lo menos posible. Y en cuanto a ritmos, la amortiguación te permite trotar con ella a ritmos de 5 min/km aunque donde más partido le he sacado es por debajo de 4:10 min/km, ahí se nota la reacción de la suela y la unidad Zoom que tiene en el antepie, que hace que no te revientes en cada zancada.

Después de varias semanas con ellas, he hecho varias sesiones a menos de 4 min/km y una media maratón a 4:10 min/km con mucha comodidad (en el pie, yo iba muerto), además de varios entrenamientos de trotar sin problemas. Así que me parece muy buena compra para carreras y entrenamientos rápidos. Incluso para largo kilometraje por la amortiguación de la zona delantera, algo que echaba en falta en las Adidas y que tengo en estas.

Nike Flyknit Lunar 2: a ver qué tal esta suela

Llevaba tiempo buscando unas zapas para entrenar alternándolas con las Adidas Boston Boost y las Nike Pegasus que fueran un punto intermedio entre ellas. Conocía las Flyknit Lunar desde tiempo, aunque he de decir que la suela me tiraba para atrás, pero he decidido probarlas y darle una oportunidad a esta zapatilla y a su suela.

Nike Flyknit Lunar 2

Cuando me las probé, el vendedor fue claro: “al probártelas puede que notes que no te van a molar nada desde el primer momento”. La primera sensación es el mayor drop respecto a otras zapatillas (sus 11 milímetros se notan) y su espuma bajo el talón. Y al dar los primeros pasos es como si estuvieras andando sobre la cuerda floja, sólo apoyando la parte central de la suela, nada que ver con las suelas Zoom de Nike o Boost de Adidas. El upper ya sabemos, cómodo y agarra bien, aunque personalmente le hubiera puesto otro tipo de cordones, los de las Pegasus o los planos de la Racer.

Ya en marcha, y después de hacer varias salidas a diferentes ritmos (unos 30 km entre 3:30 y 5 min/km), se comporta diferente según la pisada y el ritmo, manteniendo la sensación de que apoyas sólo la parte central de la suela. Y en el aire prácticamente no las notas debido a que son muy muy ligeras, algo que se agradece a lo largo de los kilómetros.

Su altura de talón hace que talonees demasiado, y para no talonar es necesario ir muy rápido (sub 4:15 min/km) y forzar la pisada para apoyar con la parte delantera, la cual es bastante reactiva y te propulsa. Ahí es donde mejor funcionan.

Si vas más lento vas a apoyar el talón (algo que hace que sea una zapatilla muy ruidosa ¿os he dicho lo que me molesta oír el golpeo contra el suelo al correr?), y te va a invitar a alargar la zancada, aunque con lo blando que es vas a encontrar un punto cómodo para rodar, eso sí, forzando la postura y quizá yendo más lento de lo que quieres.

Mi idea: de momento la utilizaré para las tiradas largas del plan de la maratón y para no cargarme las Adidas Boston Boost con las que correré, aunque tienen poco que ver entre ellas… y ya veré si las pruebo en alguna carrerita muy corta.

Mi primer Trail: 20km Casica del Guardia Villena

Hace un par de semanas corrí mi primer trail de montaña (animado de nuevo por mi prima jejeje), hasta ahora sólo había corrido por llano y realizado algún entrenamiento fuerte de montaña, y las diferencias que noté son bastantes…

Trail Villena

Era el trail de La Casica Del Guardia de Villena, de 20 km de distancia, rozando los 1.000 metros de desnivel acumulado y con un par de zonas técnicas, una subida muy fuerte por roca y una bajada muy pronunciada, rápida y sinuosa. El resto era senda inclinada pero sin llegar a ser muy técnica.

La primera diferencia es, antes de salir, el equipamiento: sobre todo las zapas, que deben ser de trail para el agarre, en mi caso unas Nike Terra Kiger a punto de jubilar. Y en mi caso utilicé un buff a modo de gorro para evitar los roces con las ramas durante el recorrido.

Durante la carrera, lo que notas diferente es el ritmo de la gente (mucho más conservador al principio), la formación de grupos en fila de a uno por la estrechez del camino, la dificultad para adelantar, ya que si te sales de la fila es más difícil correr, los cambios de ritmos permanentes por las cuestas y giros, y las paradas en los avituallamientos para refrescarse, aquí nada de pillar la botella “al vuelo” y seguir, aquí te paras unos segundos, pero no muchos, porque al ser una carrera de “pocos kilómetros” la gente iba muy rápido, mucho más de lo que pensaba que se podía ir en un trail.

Aunque en lo que más diferencia se nota es en el conocimiento del terreno… en trail running es brutal conocer qué viene después para decidir apretar o reducir el ritmo. Cosa que durante un tramo lo solucioné siguiendo a algún corredor del club de atletismo de Villena :)

Y otra de las cosas que destaqué es el compañerismo. A pesar de ser una carrera, estamos en la montaña, y hay una especie de buenrollismo entre los corredores acerca del recorrido.

La sensación final es que disfruté bastante y seguro que pronto estoy apuntado a otro de mayor distancia.

Zapatillas Adidas Boston Boost

Adidas Boston Boost

Desde hace más de un mes había dejado de calzarme mis Nike Flyknit Trainer, las pobres llevan muchos kilómetros y era hora de buscar sustitutas a estas “voladoras”. Mi primera opción era ver el catálogo de Nike, pero no encontré ningún modelo que me terminara, ya que la suela de las Flyknit Lunar no me terminan de convencer.

Así que me puse a buscar entre otras marcas y finalmente me he decidido por las Adidas Boston Boost, con la tecnología Boost de 3M que parece que está funcionando muy bien.

No voy a entrar en detalles técnicos que para eso tenéis varios sitios. Lo que me interesaba era buscar unas zapatillas para competir (10k, medias e incluso alguna maratón) y hacer entrenamientos concretos, ya que para el resto de entrenamientos uso las Pegasus 31, y estas cumplen con los requisitos que buscaba:

Son muy ligeras y cómodas, prácticamente el upper está hecho de rejilla con muy poco grosor y blandita. Me gusta la forma que tienen de zapatilla clásica, con los cordones y la lengüeta sin sujetarse a uno de los lados, lo que permite adaptársela muy bien al pie.

La suela de Boost me ha sorprendido por su amortiguación en la parte trasera con tan poco grosor, y la parte central y delantera son bastante rígidas lo que te permite impulsarte muy fácil.

Esto está bien cuando vas por debajo de 4:20 min/km ya que están hechas para eso y parece que van solas. Por el contrario, no son para trotar ni para entrenar todos los días con ellas, la falta de amortiguación harían que tu pie y rodillas acabaran algo tocados.

Conclusión: como voladoras no extremas a un ritmo alrededor de 4 min/km están muy bien. Habrá que ver lo que dura la suela y cómo tratan a los pies con tiradas muy largas

Zapatillas Nike Pegasus 31

Nike Pegasus 31

Toca renovar zapatillas cada cierto tiempo, eso lo sabemos ya, y esta vez me tocaba renovar las zapas de entrenamiento.

Hasta ahora llevaba una Nike Pegasus 29 que me han durado muuuuchos kilómetros con un buen resultado, así que… qué mejor que seguir con lo que funciona??

Me pillé las Pegasus 31 hace una semana en la tienda Nike de Alicante, donde al probármelas ya noté una diferencia respecto a las 29: el drop era más pequeño, algo que me confirmó el dependiente, no por haber bajado el talón si no por haber subido la parte delantera. El resto igual de cómoda, de sujeción, de suaves… decidido, me las llevo!!

He entrenado dos veces con ellas, una sesión de 10 km y otra de 12 km a diferentes ritmo, así que ahí van mis impresiones:

Muy cómodas y sujetan bien el pie.
La sujeción es mucho mejor que las anteriores versiones gracias a un upper más rígido y al tejido sin costuras. Esto hace que la estabilidad también mejore bastante.
Han modificado la suela subiendo la parte delantera, con lo que reducen el drop y hacen que la pisada sea más de mediopie o antepie, así que ganamos en rendimiento sin necesidad de forzar el apoyo.
Al calzarlas en parado no te dan sensación de salir a correr, pero en carrera van solas.
Además, el agarre y la tracción sigue siendo excepcional, aunque me falta probarlas en mojado.
A pesar de la gran suela, son muy ligeras y nada pesadas durante la carrera.
Los ritmos que pide son bajos o medios en los que lo importante sea sumar kilómetros y pisar cómodo. Perfectas para una media maratón en adelante a ritmos medios.
A ritmos vivos le falta rigidez, la suela absorbe demasiado la fuerza con la que empujas y perdemos algo de eficacia.

Mi veredicto: perfectas para correr a partir de 4:45 min/km sin acusar las largas tiradas, tanto como complemento a otras más cañeras o como únicas zapas de running.

Zapatillas Nike Flyknit Trainer

¿Sabéis cuando un niño pequeño dice “estas zapatillas corren mucho”? Pues las Flyknit de Nike corren mucho!!

Nike Flyknit

Buscaba unas zapatillas para complementar a mis Pegasus, unas que fueran más rápidas, para entrenamientos cortos y carreras de menos de 10 km, después de ver unas cuantas, estas eran unas de mis seleccionadas, al contrario que las Flyknit Lunar, ya que la suela Lunar no me convence mucho, y al ver una oferta me decidí a pillarlas.

Son unas zapatillas basadas en las Flyknit Racer que utilizaron los pro en la maratón de Londres 2012, pero que Nike ha limado para que el resto de mortales la podamos usar, aunque veo difícil usarlas en una maratón… os cuento:

Son unas zapatillas con una suela dura, con poca amortiguación, pensada para el rendimieto y correr de una forma muy rápida sin apenas talonar.

Nike Flyknit

Aunque en cuanto te las pones notas que son unas zapatillas muy muy cómodas, que se adaptan increíblemente al pie y son muy ligeras. De hecho, este ajuste como un calcetín, su ligereza y su suela hacen que vayas muy rápido al correr, aunque claro, cuando llevas varios kilómetros empiezan a notarse los impactos y el ritmo.

Así que si sois como yo, las utilizaréis para entrenamientos y alguna carrera de menos de 10 km, fines para los que la recomiendo 100%

Por cierto, el diseño me encanta!! y quizá haya sido lo decisivo antes las rivales que tenía en la cabeza :)

Zapatillas: Nike Terra Kiger

Nike Terra KigerDespués de la maratón de Valencia, decidí que iba a cambiar parte del entrenamiento y dedicarme más a la montaña y no tanto al asfalto (mi idea: entre semana asfalto, findes montaña), así que para ello me compré las zapatillas Nike Zoom Terra Kiger

Lo típico es que me comprara unas de alguna marca más montañosa, pero este modelo nuevo me llamó la atención y vi que cumplía con lo que quería (ligereza y agarre) y con las zonas por donde iba a correr (de momento no muy técnico ni frío).

Después de varias salidas con ellas os puedo comentar algo:

Agarre: buenísimo el agarre en roca y subiendo sobre cualquier terreno, bajando hay que llevar cuidado cuando el terreno está suelto, pero en general me ha sorprendido bastante bien gracias a los tacos orientados

Sujeción: el Flywire (las cuerdecitas de los lados donde se sujeta la cordonera) no me convencen mucho aunque se adaptan y envuelven muy bien al pie. El tobillo lo deja al aire

Amortiguación: la suela es fina pero tiene una unidad Zoom que amortigua bien y a la vez te hace sentir el suelo

Comodidad: las he llevado varias horas y klómetros y no he notado nada, aunque comparadas con las Pegasus no son muy cómodas :)

Ligereza: pesan muy poco para ser unas trail, como dicen en runners.es, son casi unas free reforzadas y eso se agradece en las subidas y te permiten correr rápido sin problema

Diseño: perfecto, la combinación de colores que me he comprado me encantan, y nos las utilizo para la calle porque después de las salidas las tengo llenas de tierra

Nike Zoom Terra Kiger

Conclusión: aunque seguro que hay algunas más cómodas, más ligeras y con mejor agarre e incluso que a muchos he oído “Nike para montaña?”, me parece una buena elección para correr por zonas de senderos y de montaña donde no necesites nada más técnico en cuanto a frío o sujeción de tobillo. Yo espero seguir y hacer alguna carrera de montaña con ellas.

Zapatillas: Nike Pegasus 29

Las Nike Pegasus. Míticas. ¿Se puede decir algo más de estas zapatillas de running?

Nike Pegasus 29

No son las más ligeras, ni las de más amortiguación, ni las más rápidas ni las de más sujeción, ni siquiera las más bonitas a pesar de las miles de combinaciones de color. Pero jugando con estas características es como debemos seleccionar las que necesitemos.

Está claro que las zapatillas son muy personales, para mí estas se ajustan perfectamente a lo que necesito, tanto en rapidez, peso, amortiguación… vayamos por partes:

Amortiguación: Son unas zapatillas que amortiguan, tienen bastante suela y una “cuña” que se nota. Están pensadas para largas distancias y esto es necesario. Al esprintar se echa en falta más rigidez, ya que filtra y se quedan con parte de la fuerza con la que te impulsas.

Comodidad: Me las pondría hasta para dormir. Son muy cómodas.

Estabilidad y sujeción: Es en lo que menos destacan (para mí), son blandas y eso se nota en cómo te recoge el pie y cómo apoyas en un giro. En lluvia traccionan bien.

Ligereza: a pesar de la amortiguación son bastante ligeras, y te permiten ir muy rápidos, aunque tendrás que concentrarte en la pisada, ya que pueden hacerte talonar en un sprint.

Durabilidad: Llevo muuuchos kilómetros y he notado muy poco desgaste. Aunque tiene pinta de romperse por otro lado antes que sea por la suela.

Diseño: Son muy tochas y no son las running para llevar por la calle, pero es que no están echas para eso. Eso sí, le pondría una puntera un poco más resistente.

Pegasus 29 suela

Veredicto final: Al ponértelas parece que vas sobre una alfombra, te invitan a correr y su suela te ayuda a ir un poco más cómodo en un trote ligero. No he notado nada malo durante los kilometros que llevo con ellas, lo único que al final de las carreras suelo esprintar y ahí echo de menos un poco de rigidez. Pienso comprarme las Nike Pegasus 30 cuando estas ya no me aguanten.