Nuevo deporte: snow

Tenía una asignatura pendiente con los deportes de nieve, nunca había hecho nada a excepción de la típica pelea a bolazos de nieve

Este fin de semana pasado por fin lo he cumplido y he pasado un finde de snow en Sierra Nevada. No me había subido nunca a una tabla ni unos skis, así que contraté (junto con mis compañeros de viaje) un curso de iniciación de tres horas, en los que hay un monitor totalmente pendiente de ti, ensenándote la técnica, corrigiéndote la postura, diciéndote trucos… y se nota!! Aprender de forma libre lo que aprendimos en esas 3 horas nos habría costado varios días, así que 100% recomendable el curso de iniciación

Una vez terminas el curso, es cuando empieza la diversión, sientes la tabla, notas la diferencia de nieve dura o blanda… te sientes libre y con ganas de ir más allá de lo aprendido, coges la tabla y a bajar pistas de un lado al otro, bajando de talones, de puntas, haciendo giros, eses… y por supuesto cayéndote mucho, pero sobre todo disfrutando de la experiencia y aprendiendo de las sensaciones

En mi caso, el sábado por la mañana tuve mi primera toma de contacto con el snow, al mediodía hicimos el curso, y por la tarde seguimos practicando a pesar del cansancio que llevábamos. Y el domingo fue el día de disfrutar!! …bueno, a medias, porque en la primera bajada, con la emoción del momento, tuve una fuerte caída en la que me doblé la mano, aunque un poco de hielo (allí es fácil encontrar), un vendaje en la enfermería y de nuevo listo para surfear por la nieve, aumentar velocidad, hacer giros más rápidos, probar nuevas pistas e incluso intentar un par de saltos :)

Consejo para novatos como yo: contrata un monitor y controla mucho la postura y la vista

Sensación final: se parece más a ir en moto que a patinar, manteniendo el equilibrio con los hombros

Veredicto: volveré pronto!! …y más con estos amigos ;)

Snow en Sierra Nevada