Correr de liebre

Correr de liebreNo sé las carreras que he corrido ya (aunque tengo guardados la mayoría de dorsales), y en pocas he podido llevarme algún premio o estar entre los primeros clasificados… pero lo que sí que he hecho en alguna competición es ayudar a alguien que tuviera más posibilidades que yo de conseguirlo, lo que popularmente se llama hacer de liebre.

A los corredores que empiezan en esto les suena raro que uno intente ir a otro ritmo que no es el suyo para ayudar, ya que se supone que en las carreras cada uno va a tope y a lo suyo, pero realmente es común ir al lado de un compañero para ayudarle en su categoría, ya sea aumentando tu ritmo sólo durante una parte de la carrera o llevando un ritmo más lento pero que le sirva de referencia a tu compañero.

He participado de las dos formas, corriendo a muerte hasta mitad de carrera para descolgar gente o marcando un ritmo y controlándolo durante toda la carrera. Y las dos formas son muy diferentes, porque en la primera no piensas, sólo corres a todo lo que das hasta que avisas a tu compañero, te apartas y bajas el ritmo hasta el necesario para terminar la carrera. En cambio, en la segunda forma, marcas un plan y te vas fijando en tu compañero, en si puedes apretar más o debes aflojar, en si debes ir por una parte o por otra de la calzada, en la posición de carrera que lleva… para al final terminar con el tiempo que os habíais marcado como objetivo.

Esta forma de correr puede parecer aburrida, pero a mí, después de tantas carreras, me apetece mucho ayudar y hacer que mis compañeros de entrenamiento logren sus objetivos.

Siguiente maratón: Madrid

Maraton Madrid

Dentro de dos meses me enfrentaré disfrutaré de mi tercera maratón en Madrid, tras la de Valencia y la de Frankfurt

¿Por qué la de Madrid? No tengo una razón única y fundamental, más bien ha sido por fechas para el entrenamiento y por la comodidad de desplazarme hasta allí, porque también estaba entre la de Sevilla y la de Barcelona.

Lo que sí que sé es que en estas ocho semanas me toca entrenar duro, no parto de un nivel bajo pero tampoco estoy en plena forma de carreras, ya que las últimas semanas sólo me he dedicado a mantener la forma

Así que os dejo el plan de entrenamiento que voy a seguir, basado en mi experiencia y en las otras carreras que tengo por delante.

Plan Maraton Madrid

No pongo nada de ritmo de correr en las sesiones. Yo prefiero ir según el día, sabiendo lo que tengo por delante. Aun así, y teniendo en cuenta mis “históricos” la media la intentaré hacer a 4:20/km y la maratón sobre 4:45/km

…a por ella!!

Ganar antes de empezar a jugar

¿Os acordáis del partido entre España y Chile en el pasado Mundial de Brasil? ¿Os disteis cuenta cómo salió Chile al campo? Nos ganaron ahí, sin necesidad de tocar el balón ya eran superiores… ¿por qué?

Hicieron un calentamiento atronador, en grupo, como si fuera un equipo de fútbol americano todos a una.

Al salir de vuelta al campo para jugar, en la parte de los himnos, cantaron como si les fuera la vida en ello, gritando con fuerza incluso cuando se acabó la megafonía, estaban enchufados!!

Y antes de rodar el balón, se fueron al centro de su mitad de campo y formaron un círculo entre todos, una piña, con las cabezas juntas y creando equipo…

…y mientras, el equipo contrario, mirando. Mirando cómo cantaban el himno sin poder hacer nada, cómo once jugadores levantaban a más de la mitad del estadio. Mirando cómo hacían esa piña mientras ellos esperaban para sacar de centro, y de nuevo sin poder hacer nada, sólo encogerse de hombros y esperar.

Esperar a que Chile quisiera jugar. Luego en el partido se vio lo mismo, España con el balón, pero esperando y viendo cómo Chile pasaba por encima física y psicológicamente. Y es que la motivación, el empuje y la creencia en ellos mismo con la que salieron al campo les llevó a ganar.

Motivación: las personas no son un simple recurso

No paramos de oír hablar y de leer sobre la importancia del resultado, de conseguir los objetivos con el menor coste

Sí, eso está muy bien, pero quién hace posible esa meta?? En ocasiones son máquinas, pero la mayoría de veces eso es realizado por personas, y de momento hay bastante diferencia entre las máquinas y las personas.

Las máquinas hay que mantenerlas, limpiarlas, engrasarlas, repararlas… A las personas lo mismo!! Lo que pasa es que en nuestro caso se llama motivación, y en vez de llevarlo a cabo por un mecánico, aquí es tarea del jefe de equipo.

Ese jefe de equipo tiene que conocer los sentimientos, ideas, intereses para poder motivar y conseguir la implicación de su compañero, además de gestionar los periodos de estrés que puedan darse, porque si no, lo que pasará es que la máquina se romperá, o en este caso, se creará una sensación de desapego y apatía por lo que hace.

megafono

Esa tarea no es nada fácil y hay que tener cualidades para ello, saber que incluso pequeños detalles diarios pueden ser más importantes que grandes acciones o discursos cada mucho tiempo.

Crear un buen ambiente, demostrar la confianza, un café con ellos, hablar de cosas de fuera del trabajo, bromas… Incluso cosas tan simples como imprimir algo y repartirlo entre todos ayudan mucho a conseguir el objetivo de la mejor manera.

Trabajo en equipo

Existe una diferencia entre tener compañeros de trabajo y trabajar en equipo.

Lo primero, compañeros de trabajo, tenemos casi todos, cada uno realiza sus tareas y el resto tienen conocimiento de cuales son de cada uno. Nada más

Lo segundo es mucho más, se trata de que varias personas trabajen para un mismo objetivo, realizando la misma tarea entre ellos, dependiendo los unos de otros,  y con un resultado que no se hubiera conseguido sin cada uno de los pertenecientes al equipo.

Desde mi experiencia, veo una serie de características fundamentales en las personas para que el trabajo en equipo triunfe:

  • Alguien que coordine y que reparta las funciones
  • Implicación en el trabajo, si tú dejas de hacer algo lo tendrá que hacer tu compañero, y eso desequilibra el grupo
  • Cercanía entre los miembros, es buena idea sentarse juntos y compartir emails e ideas
  • Conocimiento común, aunque cada uno sea “experto” en una función, hay un mínimo de conocimiento común que todos deben tener acerca del objetivo

Teniendo en cuenta esto, veo dos grandes formas de trabajar en equipo:

Trabajo en equipo

  • En paralelo
    • Cada uno hace su función a la vez que los otros. Es importante comunicar al final de la jornada lo avanzado o retrocedido por cada uno. La coordinación es más difícil.
  • En serie
    • Las funciones de uno depende de que otro termine. Las líneas de responsabilidad deben estar muy bien definidas para que no haya vacíos ni solapes. La coordinación es más rápida.

Todo esto es desde mi experiencia y mi punto de vista, no entro (de momento) en esas teorías de trabajo en equipo que al final debes mezclar para conseguir la que mejor encaje en tu necesidad, ni tampoco en la herramienta donde indicar todas estas funciones.