Ganar antes de empezar a jugar

¿Os acordáis del partido entre España y Chile en el pasado Mundial de Brasil? ¿Os disteis cuenta cómo salió Chile al campo? Nos ganaron ahí, sin necesidad de tocar el balón ya eran superiores… ¿por qué?

Hicieron un calentamiento atronador, en grupo, como si fuera un equipo de fútbol americano todos a una.

Al salir de vuelta al campo para jugar, en la parte de los himnos, cantaron como si les fuera la vida en ello, gritando con fuerza incluso cuando se acabó la megafonía, estaban enchufados!!

Y antes de rodar el balón, se fueron al centro de su mitad de campo y formaron un círculo entre todos, una piña, con las cabezas juntas y creando equipo…

…y mientras, el equipo contrario, mirando. Mirando cómo cantaban el himno sin poder hacer nada, cómo once jugadores levantaban a más de la mitad del estadio. Mirando cómo hacían esa piña mientras ellos esperaban para sacar de centro, y de nuevo sin poder hacer nada, sólo encogerse de hombros y esperar.

Esperar a que Chile quisiera jugar. Luego en el partido se vio lo mismo, España con el balón, pero esperando y viendo cómo Chile pasaba por encima física y psicológicamente. Y es que la motivación, el empuje y la creencia en ellos mismo con la que salieron al campo les llevó a ganar.