Nike Flyknit Lunar 2: a ver qué tal esta suela

Llevaba tiempo buscando unas zapas para entrenar alternándolas con las Adidas Boston Boost y las Nike Pegasus que fueran un punto intermedio entre ellas. Conocía las Flyknit Lunar desde tiempo, aunque he de decir que la suela me tiraba para atrás, pero he decidido probarlas y darle una oportunidad a esta zapatilla y a su suela.

Nike Flyknit Lunar 2

Cuando me las probé, el vendedor fue claro: “al probártelas puede que notes que no te van a molar nada desde el primer momento”. La primera sensación es el mayor drop respecto a otras zapatillas (sus 11 milímetros se notan) y su espuma bajo el talón. Y al dar los primeros pasos es como si estuvieras andando sobre la cuerda floja, sólo apoyando la parte central de la suela, nada que ver con las suelas Zoom de Nike o Boost de Adidas. El upper ya sabemos, cómodo y agarra bien, aunque personalmente le hubiera puesto otro tipo de cordones, los de las Pegasus o los planos de la Racer.

Ya en marcha, y después de hacer varias salidas a diferentes ritmos (unos 30 km entre 3:30 y 5 min/km), se comporta diferente según la pisada y el ritmo, manteniendo la sensación de que apoyas sólo la parte central de la suela. Y en el aire prácticamente no las notas debido a que son muy muy ligeras, algo que se agradece a lo largo de los kilómetros.

Su altura de talón hace que talonees demasiado, y para no talonar es necesario ir muy rápido (sub 4:15 min/km) y forzar la pisada para apoyar con la parte delantera, la cual es bastante reactiva y te propulsa. Ahí es donde mejor funcionan.

Si vas más lento vas a apoyar el talón (algo que hace que sea una zapatilla muy ruidosa ¿os he dicho lo que me molesta oír el golpeo contra el suelo al correr?), y te va a invitar a alargar la zancada, aunque con lo blando que es vas a encontrar un punto cómodo para rodar, eso sí, forzando la postura y quizá yendo más lento de lo que quieres.

Mi idea: de momento la utilizaré para las tiradas largas del plan de la maratón y para no cargarme las Adidas Boston Boost con las que correré, aunque tienen poco que ver entre ellas… y ya veré si las pruebo en alguna carrerita muy corta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *