Divide tareas y vencerás

naranja cortada

Hace tiempo que descubrí la importancia de planear y desgranar algo antes de hacerlo para que salga bien. Es una deformación profesional que la estoy llevando cada día a más cosas, la empecé de prueba y de momento me funciona, así que os explico de qué va:

En los trabajos en los que hay que saber cuanto vamos a tardar para hacer una tarea, una de las formas es descomponerlas hasta que sea fácil decir el tiempo que nos lleva cada una, y el tiempo totales la suma de todas ellas.

Otra cosa que tenemos que hacer es ordenarlas según la importancia que tienen y poner si una depende de otra, porque si no tenemos la primera la segunda no la podremos empezar.

Por ejemplo, si vamos a preparar un viaje tendremos que hacer tres cosas: comprar el billete, preparar la ropa y llegar al tren. Pero cada uno de estos puntos tiene muchas partes, el primer paso significa definir el horario, entrar en la web, elegir el tipo de tren, pagar… El punto de la maleta lo podemos definir en definir la ropa, zapatos, abrigo, coger la maleta en la que quepa todo… y en el último punto estará saber si vamos a la estación en taxi o nos lleva alguien.

Vale, el ejemplo del viaje es muy sencillo y diréis que ya lo hacéis. Y muchas veces se hace de cabeza y sin darse cuenta, pero si lo piensas y lo reflexionas seguro que lo haces mejor y no se te olvida nada

…es como hacer una receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *