Correr de liebre

Correr de liebreNo sé las carreras que he corrido ya (aunque tengo guardados la mayoría de dorsales), y en pocas he podido llevarme algún premio o estar entre los primeros clasificados… pero lo que sí que he hecho en alguna competición es ayudar a alguien que tuviera más posibilidades que yo de conseguirlo, lo que popularmente se llama hacer de liebre.

A los corredores que empiezan en esto les suena raro que uno intente ir a otro ritmo que no es el suyo para ayudar, ya que se supone que en las carreras cada uno va a tope y a lo suyo, pero realmente es común ir al lado de un compañero para ayudarle en su categoría, ya sea aumentando tu ritmo sólo durante una parte de la carrera o llevando un ritmo más lento pero que le sirva de referencia a tu compañero.

He participado de las dos formas, corriendo a muerte hasta mitad de carrera para descolgar gente o marcando un ritmo y controlándolo durante toda la carrera. Y las dos formas son muy diferentes, porque en la primera no piensas, sólo corres a todo lo que das hasta que avisas a tu compañero, te apartas y bajas el ritmo hasta el necesario para terminar la carrera. En cambio, en la segunda forma, marcas un plan y te vas fijando en tu compañero, en si puedes apretar más o debes aflojar, en si debes ir por una parte o por otra de la calzada, en la posición de carrera que lleva… para al final terminar con el tiempo que os habíais marcado como objetivo.

Esta forma de correr puede parecer aburrida, pero a mí, después de tantas carreras, me apetece mucho ayudar y hacer que mis compañeros de entrenamiento logren sus objetivos.

Zapas Nike Elite 8: lo que esperaba!

Nike Elite 8Mis últimas adquisiciones de zapatillas habían sido repeticiones de las Nike Pegasus o de las Adidas Boston Boost, estos dos modelos me iban muy bien para entrenar y competir respectivamente y no me apetecía cambiar.

Pero hace unos meses me pillé las Nike Elite 8 para sustituir al último par de las Boston como zapas rápidas.

Al principio busqué de nuevo las Adidas porque me gustan bastante (y espero la versión 6), lo que pasa es que las encontré a un precio muy alto para un modelo que tiene algo más de dos años en el mercado, así que me puse a buscar sustitutas, entre las cuales estaba esta mixta de Nike.

Sobre el papel son unas mixtas neutras de las que podéis leer por ahí, poco drop y el sistema de sujeción Flywire de Nike que ya había probado en las Terra Kiger y que funciona genial.

Lo primero que noté al probarlas en la tienda fue su poco drop (con esta zapa no tienes la sensación de caerte hacia adelante), la sujeción “extraña” de los hilillos que echaba de menos en unas zapas rápidas, una sensación de anchura en la parte de delante y una suela dura a la vez que cómoda, parecida a la de la Pegasus con un poco más de firmeza y más baja.

Los primeros kilómetros fueron de prueba donde vi que el upper recoge de maravilla el pie. Probando diferentes ritmos noté su poco drop que está pensado para talonar lo menos posible. Y en cuanto a ritmos, la amortiguación te permite trotar con ella a ritmos de 5 min/km aunque donde más partido le he sacado es por debajo de 4:10 min/km, ahí se nota la reacción de la suela y la unidad Zoom que tiene en el antepie, que hace que no te revientes en cada zancada.

Después de varias semanas con ellas, he hecho varias sesiones a menos de 4 min/km y una media maratón a 4:10 min/km con mucha comodidad (en el pie, yo iba muerto), además de varios entrenamientos de trotar sin problemas. Así que me parece muy buena compra para carreras y entrenamientos rápidos. Incluso para largo kilometraje por la amortiguación de la zona delantera, algo que echaba en falta en las Adidas y que tengo en estas.

Inicio al ciclismo

Hace poco que he empezado a dar pedales en la bici de carretera, con la cabeza pensando en el triatlón, así que empezaré a escribir acerca de esto, ya sea material, rutas, sensaciones o pruebas en las que participe.

De momento voy a empezar contando cómo he empezado con el ciclismo, dejándome aconsejar en amigos y especialistas, algo que es imprescindible cuando empiezas.

Lo primero es la bici. Partía de un presupuesto fijo, así que empecé a estudiar el mercado y acribillar a mis amigos a preguntas acerca de los componentes. Al final mis condiciones eran que el cuadro fuese de carbono y que el cambio debía ser un Shimano 105. La elegida fue una Orbea Avant con el 105 completo (cambio y frenos)… que encima está chulísima!!

Pero no sólo es la bici, a eso hay que sumar zapatillas + pedales, casco, ropa (culotte y maiilot), gafas, guantes y algunas herramientas y repuestos para la bici. Así que prepara también algo de pelas para esto.

Una vez que tienes todo esto, prepara la primera salida con calma, tienes que conocer la bici y “hacerte a ella”, yo elegí un camino que conozco y me fui a rodar por él, probar posiciones, velocidades, cadencias y sobre todo el poner y quitar los pies de las calas :)

Después ya empezarás con las rutas con amigos, piques, puertos y demás… ya sabes, a disfrutar con la flaca!!

bicicleta orbea avant

Transición al triatlón

Después de varios años corriendo y tras conseguir el reto de hacer una maratón (ya van cuatro!), tenía el gusanillo de probar un par de deportes, imagino que ya sabréis de cuáles hablo:

Ciclismo de carretera
Natación

Sí amigos, en mi cabeza está desde hace un tiempo el triatlón.

A final de verano empecé con la natación, aunque la dejé cuando vino la parte más específica del entrenamiento de mi última maratón. Di unas cuantas clases básicas de respiración y estilo, ahora me falta dar alguna más (muchas) de técnica y nadar nadar nadar nadar…

Inicio de la natación

Sobre el ciclismo, bueno, hace años practicaba mountain bike así que no me preocupaba la técnica, ahora me he decidido a comprarme una bici de carretera lo suficientemente buena para poder competir sin que se me vaya el presupuesto, y tras un par de salidas creo que he acertado …y tampoco he olvidado eso de dar pedales ;)

bici carretera subida el palomaret

Seguiré escribiendo más sobre esta transición de correr a la natación y al ciclismo

Running: cómo entrenar en grupo

correr en grupo

“Pues un día quedamos todos y entrenamos juntos” ¿quién no ha dicho esto nunca entre amigos? Y es que está claro que mola más salir a entrenar acompañados que solos, pero hay que saber qué hacer y cómo correr cuando llega ese día.

Hay que tener en cuenta que no todos tenemos el mismo ritmo ni la misma capacidad de resistencia, y salir a hacer un rodaje a un ritmo fijo seguramente no le venga bien a todos, por la velocidad o por la duración. Así que vamos a ver qué podemos hacer para aprovechar esta sesión y hacer algo diferente pero igual para todos:

Series cortas
Hablo de 500 metros como mucho. En plan que el inicio y el fin esté cerca para que no nos separemos y para, por qué no, que nos piquemos!

Técnica
Son los ejercicios que todos sabemos que tenemos que hacer y nunca hacemos. Es el día perfecto, en grupo, motivados, corrigiéndonos entre nosotros mismos y aprendiendo nuevos ejercicios de carrera o de equilibrio. Algunos pueden ser muy divertidos en grupo :)

Fartlek
Son los cambios de ritmo. Podemos salir a trotar y que cada dos minutos le toque a uno cambiar de ritmo durante unos 100 metros, de esta forma todos participamos poniendo una parte de nuestro ritmo. Por cierto, la parte de ritmo lento es muy lento. (Tortuguita… gacela!!!)

Estiramientos
…ay! los estiramientos!! sí esos olvidados que nos vendrá bien hacer entre varios para aprender nuevos y para corregir posturas.

Y por supuesto… a divertirse juntos!!! que para eso hemos quedado :)

PD: esto va para los compis de los miércoles ;)

Maratón de Frankfurt 2015: esta vez sí

Hace justo 3 horas y 34 minutos estaba cruzando la línea de salida de mi cuarta maratón (la segunda en Frankfurt), ese es el tiempo que he necesitado para estar levantando los brazos y sonriendo mientras llego a la meta de esta mítica distancia de la maratón, en la que se disfruta durante 195 metros y se sufre durante el resto de los 42 kilómetros.

Han sido varios meses de preparación, mental desde que me registré a principio de año y físico desde finales de verano, aunque sabéis que no partía de cero, que este año ya había realizado la maratón de Madrid y que las zapas de running y contar kilómetros a base de carreras forman parte de mi vida diaria, al igual que el sustituir fiestas y ciertas actividades por entrenamientos y sesiones de gimnasio. Pero es que una maratón es una maratón.

El inicio

La carrera ha ido como la tenía en mente, no sé si por suerte o por los kilómetros de experiencia en mis piernas. Una salida menos fría de lo que temía y con mucha gente y cuidadosa como ya sabemos de estas grandes carreras, unos primeros kilómetros recorriendo el centro animados por los espectadores sorprendidos de nuestra locura, hasta el km 12, donde al cruzar el río empieza la segunda parte de la carrera.

Hasta ahí iba con el globo de 3h. 30m. bastante cómodo, y sabiendo que en el 15 estaban “mis aficionados” esperándome, con lo que adelanté al “autobús” para que me vieran mejor y me llegara con más energía sus gritos de ánimo para continuar hasta llegar a la media maratón, punto crítico mentalmente hablando y donde empieza la parte más dura por la monotonía de los kilómetros. Es aquí donde cobra gran importancia la alimentación y la hidratación, llegando a ser necesario una pequeña bajada de ritmo en algún avituallamiento para que la energía entre bien.

El susto

En el 36, pasados ya muchos kilómetros volvía a estar mi gente animándome y despejando dudas acerca de mi estado, bastante mejor de lo que me esperaba yendo al ritmo que me había marcado… hasta que en el km 38, en un típico tropezón a la salida del avituallamiento hace que se me suba el isquio acompañado de un brutal calambre, sin otra solución que tirarme al suelo a estirar y relajar el músculo. ¿Sorprendido? No, esto es una maratón y estoy en los kilómetros más duros. Tras ese parón de un par de minutos sigo corriendo ya por detrás del globo de 3h. 30m. y con un ritmo menor por riesgo de nuevos calambres.

La llegada

Los últimos kilómetros se pasan lentos pero disfrutándolos a tope. Sobre todo al pasar el cartel del km 42 y recorrer esos últimos 195 metros antes de la meta, en la que esta vez sí, la disfruto como ninguna otra. Por fin conquisté la maratón de Frankfurt y su medalla.

maratón Frankfurt 2015

 

Nike Flyknit Lunar 2: a ver qué tal esta suela

Llevaba tiempo buscando unas zapas para entrenar alternándolas con las Adidas Boston Boost y las Nike Pegasus que fueran un punto intermedio entre ellas. Conocía las Flyknit Lunar desde tiempo, aunque he de decir que la suela me tiraba para atrás, pero he decidido probarlas y darle una oportunidad a esta zapatilla y a su suela.

Nike Flyknit Lunar 2

Cuando me las probé, el vendedor fue claro: “al probártelas puede que notes que no te van a molar nada desde el primer momento”. La primera sensación es el mayor drop respecto a otras zapatillas (sus 11 milímetros se notan) y su espuma bajo el talón. Y al dar los primeros pasos es como si estuvieras andando sobre la cuerda floja, sólo apoyando la parte central de la suela, nada que ver con las suelas Zoom de Nike o Boost de Adidas. El upper ya sabemos, cómodo y agarra bien, aunque personalmente le hubiera puesto otro tipo de cordones, los de las Pegasus o los planos de la Racer.

Ya en marcha, y después de hacer varias salidas a diferentes ritmos (unos 30 km entre 3:30 y 5 min/km), se comporta diferente según la pisada y el ritmo, manteniendo la sensación de que apoyas sólo la parte central de la suela. Y en el aire prácticamente no las notas debido a que son muy muy ligeras, algo que se agradece a lo largo de los kilómetros.

Su altura de talón hace que talonees demasiado, y para no talonar es necesario ir muy rápido (sub 4:15 min/km) y forzar la pisada para apoyar con la parte delantera, la cual es bastante reactiva y te propulsa. Ahí es donde mejor funcionan.

Si vas más lento vas a apoyar el talón (algo que hace que sea una zapatilla muy ruidosa ¿os he dicho lo que me molesta oír el golpeo contra el suelo al correr?), y te va a invitar a alargar la zancada, aunque con lo blando que es vas a encontrar un punto cómodo para rodar, eso sí, forzando la postura y quizá yendo más lento de lo que quieres.

Mi idea: de momento la utilizaré para las tiradas largas del plan de la maratón y para no cargarme las Adidas Boston Boost con las que correré, aunque tienen poco que ver entre ellas… y ya veré si las pruebo en alguna carrerita muy corta.

Una media maratón sigue siendo larga distancia

¿Cuántas medias maratones habéis corrido? o ¿cuántas medias maratones ha corrido ese runner amigo vuestro?

Os lo pregunto porque con la moda ahora del running, parece que la media maratón se ha convertido en una distancia estándar. Hay medias maratones todos los fines de semana y todas las ciudades se han apuntado a esta fiebre para sacar pelas y hacer algo de publicidad.

Todo esto me parece genial, a mí me encanta correr en carreras populares y cuanta más oferta haya mejor para los aficionados a correr. La gente aficionada a correr las vemos, nos la tomamos como retos, nos apuntamos y la corremos.

El problema está en que la siguiente semana repetimos. O cada dos o tres, y encima competimos dándolo todo… no olvidemos que son 21 km! que siguen siendo una larga distancia por mucho que estemos acostumbrados, que nuestro cuerpo sufre en cada una de ellas.

Todo esto os lo digo como experiencia propia. Participo en muchas carreras y veo que la gente ya se está acostumbrando a esa distancia y se relajan, se la toman en plan como si fuera algo normal, perdiendo atención a la hidratación, alimentación, descanso previo

Así que si quieres participar en una media maratón cada finde, adelante!! No olvidemos que los planes de entrenamiento de la maratón te lo exigen, pero con cabeza!!! Ten en cuenta la alimentación, el descanso, y sobre todo no corras para hacer record en cada una de ellas, al final te acabarás rompiendo o en el mejor de los casos con sobrecargas.

Maratón de Madrid: calado hasta las cejas

Hace un tiempo que decidí que iba a hacer mínimo una maratón al año, y Madrid era mi tercera etapa después de las de Valencia y Frankfurt, así que me apunté dispuesto a disfrutar y a volver a sentir los 42 kilómetros

El viaje a Madrid lo hicimos en AVE desde Alicante, cómodo, sin los jaleos del avión y sin el cansancio del coche, y hospedados en un apartamento fantástico para descansar y prepararme bien la carrera, ya sabéis: alimentación, hidratación, relax… algo que en un hotel puede ser más difícil

El sábado fui a recoger el dorsal a la casa de campo, y ahí encontré lo peor de esta carrera: una organización malísima. Los corredores tuvimos que sufrir dos horas de cola para entrar al recinto, después habían algunas tallas de camisetas agotadas (cuando cada uno indica la camiseta que quiere) y lo peor era la actitud de los responsables, chulos y sin querer dar capacidad para dar una solución. Recogí el dorsal y me volví, porque para la pasta también había que hacer cola y no es la mejor forma de pasar el día antes de una maratón… a ver si cogen ideas porque varias les di, aunque creo que con su capacidad a la media hora ya no se acordaban… en fin

El resto del sábado a comer pasta, hidratarse, dar un pequeño paseo para estirar las piernas y volver pronto para preparar las cosas y dormir prontito.

El domingo sonó el despertador a las 5 de la mañana para desayunar con tiempo, y como ya sabíamos, estaba lloviendo. En ese momento era una lluvia fina, los suelos mojados y no mucho frío, genial para correr, pero si las previsiones eran correctas, a mitad de mañana la lluvia apretaría bastante. Salí de casa con una bolsa de basura a modo de impermeable, última moda del running :) y 30 minutos antes del inicio ya estaba por la salida, aunque para entrar en los cajones otro desastre de colas y malas indicaciones.

La salida fue como todas con tanta gente: lenta y nerviosa, y esta vez cuesta arriba por la Castellana, así que tocaba ir tranquilo y pasar los primeros kilómetros de la forma más tranquila. Hasta el km 14 fuimos junto con los que corrían la media maratón, así que la carrera se abrió un poco más para volver al centro de Madrid dirección la Puerta del Sol… y en ese momento fue cuando empezó a llover como si no hubiera mañana!!

La parte del centro, del Palacio Real y de la Casa de Campo hasta el km 30 fue con cuestas, giros, mucha agua y un firme que o bien resbalaba demasiado o bien estaba embarrado, con lo que las piernas pesaron y sufrieron bastante. Luego llegó la vuelta cuesta arriba hacia Atocha, ahí el público era más animado y dejaba poco espacio para pasar, algo que con el agua y el viento que hacía se agradecía bastante ya que te podías resguardar.

A esa altura de la maratón, los corredores nos dividimos entre los que no podemos hablar y los que nos animamos con la emoción de los últimos kilómetros, y esta vez a mí me tocó ser de los que estaban animados… así que los últimos kilómetros disfruté mucho de las sensaciones, de la gente, de las piernas y sobre todo de la entrada, donde llegué entrando a la pata coja en honor de una cojita muy pequeña :)

Ya sólo quedaba recoger con alegría una medalla que esta vez he disfrutado, hidratarse un poco y volver a casa rapidito para no enfriarse, algo imposible con tanta lluvia, frío, viento y tan poca energía en el cuerpo.

Medalla Maraton Madrid 2015

Al final, 3 horas y 40 minutos de una maratón muy dura, no sólo por el recorrido sino también por las condiciones meteorológicas del día, y que va dedicada a quienes me acompañan en estas pequeñas locuras o me aguantan durante los meses de entrenamiento y también a quien llena de fuerza mis piernas y mi cabeza ;)

Aplicaciones running

Como supongo que hayáis visto por aquí, desde hace más de un año uso un reloj GPS de TomTom para controlar mis entrenamientos y carreras.

Hace unos días me llegó un mensaje de que Nike había llegado a un acuerdo con TomTom para poder exportar las actividades de forma automática desde el reloj a su web Nike+… así que me dispuse a añadirla a las aplicaciones web de TomTom y Runkeeper, que son las que ya usaba anteriormente.

TomTom Mysports

TomTomMysports

Es la propia aplicación de TomTom. Con lo que supongo que no se pueda utilizar con otros relojes.

Es bastante sencilla y te aporta toda la información del reloj, mapas y gráficos muy claros, comparativas de varios datos (cardio, ritmo, altitud…).
Al ser la “oficial” tiene una parte de configuración para las zonas cardíacas y de velocidad de cada uno, además de poder personalizarte sesiones a ritmos, distancias, series, utilizar una sesión ya realizada… que aunque no la he usado mucho, es bastante útil.
Además, tiene una aplicación para móvil con la que puedes transferir directamente los datos del reloj a la app, y por supuesto ver tus actividades.
Lo único que le echo en falta es la posibilidad de obtener informes de periodos, por ejemplo de las sesiones entre dos fechas.

Mola y cada vez van mejorándola!!

Runkeeper

runkeeper

Una multiplataforma para diferentes marcas de reloj y para poder subir tus propios archivos.
Es de las que más tiempo lleva y está muy bien pensada, aunque la interfaz me parece un poco pesada. También está pensada como red social, con tus “amigos” y con conexión a Facebook y Twitter, aunque yo por ahí no la veo.
Tiene una versión de pago con más opciones, aunque paso de gastarme pelas en algo así.
Lo malo, que aunque subas los datos del reloj, ella misma vuelve a calcular los resultados, con lo que puede que te dé diferente, sobre todo cuando has perdido señal GPS por algún motivo.
La app móvil también sirve para realizar sesiones y no sólo para ver lo que subas con otros sistemas, con lo que si lo usas sólo para revisar, tienes de sobra.

Al principio me molaba bastante, pero…

Nike +

NikePlus

La última que he añadido. Y sobre todo la he añadido porque soy un fan de Nike :)
Tiene un interfaz muy chula y muy interactiva, muy del tipo juego, con ciertas cosas que no termino de entender, como lo del Nike Fuel o los trofeos por cumplir ciertos objetivos.
La verdad es que da los datos justos y no entra en detalles como a cuanto cada km, si no que te lo muestra todo de forma gráfica.
También tiene una parte social con amigos, además de que te da información del resto de la comunidad sobre dónde corren y cuál es la media de tu grupo de edad.
Lo que más me mola son los gráficos con escalas de color, terminar de entender lo de los trofeos y los totales de cada semana, mes…

Si dieran algo más de info me quedaría con ella
Estas son las tres que uso ahora mismo, aunque también he probado otras que, porque no me aportaban nada más, he dejado de usar